<Podemos_ayudarte/>

¿Qué estás buscando?

>Articles posted by prensa (Page 2)

En el centro de control de la agencia especial ya estaba todo preparado pero a pesar de que llevaban meses entrenando y ultimando los detalles más importantes y delicados con decenas de simulaciones, el nerviosismo era patente. Ingenieros y científicos se enfrentaban a sus monitores donde se mostraban las telemetrías de Climber 1; una sonda especializada para posarse en la desconocida superficie de aquel objeto estelar, situada ahora a tan solo un kilómetro de distancia y al que se aproximaba ya mucho más lentamente. El nombre de Climber fue elegido graciosamente por uno de los hijos del equipo de ingenieros del proyecto, porque aquel artefacto debía aferrarse como un escalador a la dura pared de aquella roca galáctica mediante un cable metálico.

Hacía más de tres décadas cuando otro asteroide extrasolar, Oumuamua, pasó a 30 millones de kilómetros de la Tierra. Este visitante no despertó el interes que se merecía, debido al pequeño tamaño y a la lejanía a la que se encontraba. Finalmente, el consenso científico según los datos que se recabaron entonces era simple y escueto; aquel objeto que surcaba el espacio a gran velocidad y que no estaba ligado a la gravedad del sol, no procedía de nuestro sistema solar, tenía que venir de fuera de él.

32 años después un astrónomo del Observatorio Astronómico de Sudáfrica descubría un objeto similar en tamaño y forma y confirmado como de procedencia extrasolar. Estábamos ante el segundo caso de la historia conocida de la Tierra en el que un asteroide no hijo del Sol visitaba nuestro sistema, con la diferencia, además, de que ahora disponíamos de mejor tecnología, y la trayectoria de Hánuman, como así lo habían bautizado, era técnicamente más favorable para una misión de exploración remota.

La comunidad científica internacional y la ESA en colaboración con otras agencias enviarían una sonda para recopilar todos los datos posibles. Quizá estábamos ante la piedra Rosetta del espacio.

 Climber 1 ya estaba unido, como por un cordón umbilical, al asteroide por aquel cabo metálico. El proceso era sencillo pero ingenioso. Al estar amarrado por un cable anclado a la superficie de unas decenas de metros, y dada la forma de Hánuman de puro alargado, un pequeño impulso de gas comprimido bastaría para que la sonda se enrollara dando vueltas al rededor, capturando mientras datos y fotografías de la mayor parte de su superficie hasta afianzarse sobre la misma.

 La aventura se estaba llevando a cabo sin problemas aparentes, la danza sincronizada y silenciosa de Climber 1 con su anfitrión contrastaba con el nerviosismo de los controladores, esa calma chicha que precede a una tormenta, en este caso una deseable tormenta de datos e imágenes.

 Las primeras vistas no eran buenas, se había formado una neblina debido al calor del sol que estaba sublimando restos congelados de algún tipo de compuesto. Por suerte empezaban a llegar imágenes mucho más nítidas de la superficie que no estaba siendo insolada, pero nada que no se haya visto ya en nuestro sistema solar, pequeños impactos con cráteres, las cicatrices de un asteroide que ha vagado por el espacio millones de años.

El primero que vio las impactantes imágenes fue una joven controladora del programa de becas para jóvenes talentos que se encargaba de la cámara de proximidad. -¡Dios mío!, ¡¿qué es esto que estoy viendo?! -exclamaba, mientras se quitaba las gafas en un ademán de querer ver mejor. Lo que mostraba aquella pantalla era imposible, una broma, una suplantación del terminal.

La ingeniero dio aviso al supervisor de la central el cual se dispuso también a ver en su monitor la misma cámara que enviaba esos gráficos. El rostro del científico era el fiel reflejo del asombro y la incredulidad, el corazón le latía como si estuviera viendo la creación del universo en directo por aquella pantalla de ordenador.

En la rueda de prensa de Exploración de Hánuman se leyo el siguiente comunicado: Climber 1 ha enviado imágenes que muestran que sobre la superficie de Hánuman hay adheridos decenas de artefactos similares a los de nuestra tecnología, sondas de todo tipo y tamaños. La ciencia solo tiene una explicación para esto, Hánuman ha visitado en su trayectoria errática cientos, quizá miles de sistemas estelares, y otras civilizaciones con una tecnología similar decidieron también explorarlo dejando allí sus máquinas como nosotros hemos hecho con la nuestra. Por fin sabemos que no estamos solos, por fin saben que no están solos.

Autor: José Luis Gil Romera

En el centro de control de la agencia especial ya estaba todo preparado pero a pesar de que llevaban meses entrenando y ultimando los detalles más importantes y delicados con decenas de simulaciones, el nerviosismo era patente. Ingenieros y científicos se enfrentaban a sus monitores donde se mostraban las telemetrías de Climber 1; una sonda especializada para posarse en la desconocida superficie de aquel objeto estelar, situada ahora a tan solo un kilómetro de distancia y al que se aproximaba

#RELATO 2: PATIO DE LUCES En la Tierra se construye hacia arriba. En Marte construimos hacia abajo. Somos un grupo de siete mineros y una gata que viven y trabajan en la base VMGoldschmidt haciendo acopio de materiales para futuras misiones. Las dependencias de la base están distribuidas alrededor de un pozo que me recuerda al patio de luces de la casa de mi abuela, pero las paredes del pozo están cubiertas de papel de aluminio. La luz del Sol llega desde

#RELATO 1: UNA CANICA SIN BRILLO El enorme cohete salió del campo gravitatorio terrestre. El astronauta Chang contempló su planeta natal, una canica que había dejado de ser azul hacía tiempo, por culpa de la contaminación, la superpoblación y el cambio climático. Y, sin embargo, la emoción le embargó al recordar que era la última vez que lo veía. − Comandante - le interrumpió Eva, la Inteligencia Artificial que acompañaría a Chang en su largo viaje -, no sé cómo puede emocionarse

Una vez terminado el plazo de entrega de trabajos del XI concurso de relato breve ‘la Ciencia y tú’, el Museo de la Ciencia ha seleccionado los 3 mejores relatos de la categoría general (no incluido el ganador de dicha categoría). Estos trabajos  han sido publicados en el blog del Museo de la Ciencia, asociándose a cada uno de ellos un número del 1 al 3. De esta forma, el público podrá votar por su relato favorito desde el 14 al 17

Después de un mes de abril en el que para observar lo hemos tenido complicado, aunque al menos los embalses están casi a tope, esperemos que este mes de mayo sea más benévolo con nosotros. Comenzamos con una lluvia de estrellas, las Eta Acuáridas, la primera de las dos asociadas al cometa Halley, y que produce meteoros rápidos y brillantes, calculándose el máximo, que será el día 6, con entre 55 - 60 meteoros por hora (recordad, la famosa THZ).

El Museo de la Ciencia de Valladolid ha presentado hoy, con la colaboración de Aquavall, el escape room virtual ‘’¡¡Ayudando a Violet a escapar del Titanic!!’; un estreno que coincide con el 109 aniversario del hundimiento del famoso barco, que tuvo lugar la noche del 14 al 15 de abril de 1912. Este juego, orientado a público general a partir de 12 años, estará disponible de forma gratuita y se podrá acceder a él a través de la página web del

Ya estamos en primavera. Una época del año en la que tenemos un buen puñado de estrellas; aunque la cantidad de ellas brillantes es baja, por lo que identificar las constelaciones nos puede resultar un poco más complicado (que no difícil). La mejor forma de localizar estas constelaciones primaverales es tomar como referencia la Osa Mayor, la parte de la cola. Las tres estrellas forman una curva que podemos continuar hacia abajo a la izquierda, hasta llegar a una estrella brillante

Un grupo del colegio Jesuitinas de Valladolid ha resultado ser el ganador del Kahoot científico sobre la Casa del Río. Un concurso dirigido a estudiantes de 3ª y 4ª de la ESO de Castilla y León en el que los participantes debían competir con otros centros para demostrar sus conocimientos sobre biología y ecología fluvial. El premio para el grupo ganador es una visita gratuita al Museo en la que fecha que se estime conveniente. Próximamente, el Museo de la Ciencia organizará nuevas

La exposición ‘Matemáticas para un mundo mejor’ estará ubicada desde hoy en el vestíbulo del Museo de la Ciencia de Valladolid. Una muestra divulgativa, de entrada gratuita, cuyo objetivo es resaltar la presencia de las matemáticas en nuestro mundo y comprender lo que han aportado a la mejora de la sociedad. Esta exposición está enmarcada en el proyecto‘Marzo, mes de las matemáticas’, diseñado por la red de Divulgación Matemáticas DiMa, financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología

El Planetario del Museo de la Ciencia de Valladolid incorpora en su cartelera, a partir del martes 9 de marzo, el programa a cúpula completa ‘La noche del Titanic’. Una sesión, coproducida por el Museo de la Ciencia de Valladolid y la Fundación Titanic, que recrea las condiciones astronómicas de la noche del trágico desenlace, el 14 de abril de 1912, y analiza los factores que influyeron en el naufragio más famoso de la historia de la navegación. La primera parte

Subscríbete y recibe las novedades del Museo