a


Don鈥檛 _miss

Wire Festival

 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nullam blandit hendrerit faucibus turpis dui.

Calendario de Eventos
« octubre 2020 » loading...
L M X J V S D
28
29
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
Mar 20

Exposici贸n ‘Dicen que tienes veneno…’

Eventos destacados, Exposici贸n Temporal
20 diciembre, 2019 - 15 noviembre, 2020
Mar 20

Exposici贸n ‘La Ciencia seg煤n Forges’

Exposici贸n Temporal
septiembre 3 - noviembre 2
Mar 20

Campa帽a ‘Por la ma帽ana al cole, por la tarde al Museo’

Eventos destacados
octubre 13 @ 08:00 - noviembre 1 @ 17:00
Mar 20

Mendeleiev y los caballeros de la Tabla Peri贸dica

Actividades, Educaci贸n, Infantil, Novedades
octubre 20 @ 17:00 - 17:30
<Podemos_ayudarte/>

驴Qu茅 est谩s buscando?

>Blog >General >Ciencia y arte

Ciencia y arte

Durante una conferencia sobre cultura cient铆fica que tuvo lugar en Chile en octubre de 2013, el Dr. en F铆sica Jorge Wagensberg cont贸 una an茅cdota que le sucedi贸 a un cient铆fico, amigo suyo, mientras paseaba con su familia por un museo. El cient铆fico, especializado en gravitaci贸n y en teor铆a de la relatividad general, qued贸 perplejo ante una famosa ilustraci贸n de Escher. La imagen, una ilusi贸n 贸ptica, representa a un hombre que, al mismo tiempo que baja unas escaleras, se cruza con otros hombres que la suben. Mientras gran parte del p煤blico del museo se manten铆a perplejo ante los dibujos de Escher, el cient铆fico vio representado en ellos un famoso regalo que G枚del, l贸gico y matem谩tico austro-h煤ngaro, hizo a Einstein el d铆a de su cumplea帽os: una soluci贸n a su teor铆a de la relatividad que explica sus 鈥渉ilarantes鈥 consecuencias, la posibilidad de viajar al pasado y al futuro.
The M.C. Escher of Fire Escapes por Richard Cawood. 聽漏Flickr
Con la an茅cdota como base, bien podr铆amos preguntarnos si existe alguna relaci贸n entre ciencia y arte, y si la intuici贸n despertada en el cient铆fico a partir de las ilustraciones de Escher ha sido fruto o no de la casualidad. 驴Puede la ciencia ser compatible con el arte sin dejar de ser ciencia o esta amistad est谩 condenada al fracaso?
Tradicionalmente el arte se ha comprendido como una disciplina que intenta descubrir ciertos par谩metros que nos permitan determinar qu茅 es (o qu茅 no es) la belleza. De esta b煤squeda habr铆an surgido diferentes estilos, cada uno con su propio criterio para evaluar lo bello. Mientras, la ciencia se ha entendido como un 谩mbito que encarna valores antit茅ticos a los art铆sticos, ocupada m谩s bien en la acumulaci贸n progresiva de conocimientos verdaderos. Dada la dificultad del arte para establecer unos criterios objetivos generales, su conocimiento quedar铆a asociado al terreno de lo subjetivo y lo particular, mientras que la ciencia se reservar铆a la exclusividad de lo objetivo.
Esta objetividad que se atribuye a la ciencia frente a otros tipos de conocimientos, como el moral o el est茅tico, no es casual. La ciencia se ha caracterizado siempre por ser un tipo de saber que puede ser comprobado. Podemos, por ejemplo, comprobar si los enunciados que describen la ley de gravitaci贸n universal se corresponden o no con la realidad, pero no podemos utilizar ese mismo criterio de correspondencia con lo real en el arte, pues la creaci贸n art铆stica trasciende los l铆mites de lo real posible.
El arte trascendiendo el l铆mite de lo real posible.
Salvador Dal铆 por Halsman, Philippe. 漏Wikipedia
La ciencia est谩 sujeta a constante revisi贸n bajo un m茅todo (que, a su vez, es tambi茅n objeto de revisi贸n). Sucede que en ciencia contamos con la posibilidad de exponer y comprobar si algo es o no cient铆fico, mientras que en arte se abre un abanico con innumerables posiciones para justificar el valor art铆stico de algo.
驴Es esa la gran l铆nea que marca las diferencias entre ciencia y arte? 驴Es la ciencia una actividad que dedica sus esfuerzos a revelar lo racional y lo real mientras que el arte se reserva el 谩mbito de la emoci贸n y de la belleza sin poder establecer nunca un par谩metro objetivo que gu铆e su camino?
En la misma conferencia antes citada, Jorge Wagensberg establec铆a la divisi贸n entre arte y ciencia en que la primera era capaz de intuir, de establecer un roce entre lo que no se comprende y lo que est谩 por comprenderse. As铆, el arte es capaz de intuir sin comprender, mientras que la ciencia puede comprender sin intuir. La f铆sica cu谩ntica, ejemplifica Wagensberg, es un hecho cient铆fico que carece de cualquier tipo de intuici贸n emp铆rica pero, incluso con ello, se trata de una de las ramas de la f铆sica que cuenta con m谩s amplia evidencia emp铆rica y la ciencia ha sido capaz de descubrir y enunciar sus leyes.
Para Wagensberg, la comprensi贸n e intuici贸n es lo que permitir铆a la complementariedad de ambas ramas. Mientras los cient铆ficos aprovechan las intuiciones que los artistas no logran comprender para descubrir y progresar, los artistas, a trav茅s de intuiciones, se aventuran en terrenos a煤n incomprendidos por los cient铆ficos.
Sin embargo esto no cuestiona el monopolio de la verdad que muchos atribuyen a la ciencia, m谩s bien, parece consolidarlo. 驴Es la ciencia el 煤nico modo de conocer la realidad? Seguramente coincidamos en que la ciencia cuenta con una ventaja fundamental ya mencionada frente a otros tipos de conocimientos: con ella se puede establecer leyes que se cumplen rigurosamente bajo determinadas condiciones. Ni el arte, ni la moral (los otros dos tipos de conocimientos que considero) cuentan con esa ventaja.
Ocurre que el tipo de conocimiento moral o est茅tico que pueden trasmitir las obras de arte es complejo de comunicar. Sabemos que se ha despertado en nosotros algo en la contemplaci贸n de la obra pero dif铆cilmente podremos explicar con detalle c贸mo ha sucedido.
驴Nos ha ense帽ado algo El principito? 漏 Flickr.
En este sentido Martha Nussbaum, galardonada con el premio Pr铆ncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2012, afirma que el arte (concretamente la literatura) tiene una capacidad exclusiva de revelar algunas verdades de tipo moral. Milan Kundera, sin alejarse de la postura de Nussbaum, sostiene que la literatura nos permite 鈥榚nsayar la vida鈥. Dado que no podemos volver al pasado para corregir nuestros actos, la literatura abre la posibilidad de ponernos ante un hipot茅tico 鈥榗omo si鈥. La literatura permitir铆a explorar lo que podr铆a haber sucedido en otras circunstancias de haber tomado otras decisiones. En esa proyecci贸n de la vida aprehender铆amos un modo de ser y actuar que un conocimiento cient铆fico raramente podr铆a explicar.
Parece ser que el arte s铆 trasmite un tipo de conocimiento pero, aunque podamos aprender algo del arte, no parece haber verdades art铆sticas distintas, que s贸lo el arte pueda proporcionar. Por el contrario, en ciencia s铆 existe esa especificidad. Hay verdades que s贸lo ella puede revelar.
Compleja situaci贸n pues, en cuanto marcamos un posible l铆mite entre ciencia y arte, la historia nos recuerda que grandes cient铆ficos como Cop茅rnico, Galileo, Poincar茅 o Einstein han hablado claramente respecto a la est茅tica en su disciplina. Algunos incluso afirmando que la belleza es la principal motivaci贸n para hacer ciencia.
Estudio de embriones por Leonardo Da Vinci. 驴Era Leonardo un artista o un cient铆fico? 漏Wikipedia
La ciencia y el arte se han conformado en la historia como dos pilares fundamentales de la cultura humana. Los Estados se esfuerzan en construir Museos y Centros de Investigaci贸n, en fomentar la cultura y las ciencias. No parece ser casual. Como hemos visto, parece que en ellas se sintetizan dos poderosas formas de comprender la complejidad de lo real.
The M.C. Escher of Fire Escapes por Richard Cawood. / Flickr

The M.C. Escher of Fire Escapes por Richard Cawood. / Flickr

Durante una conferencia sobre cultura cient铆fica que tuvo lugar en Chile en octubre de 2013, el Dr. en F铆sica Jorge Wagensberg cont贸 una an茅cdota que le sucedi贸 a un cient铆fico, amigo suyo, mientras paseaba con su familia por un museo. El cient铆fico, especializado en gravitaci贸n y en teor铆a de la relatividad general, qued贸 perplejo ante una famosa ilustraci贸n de Escher. La imagen, una ilusi贸n 贸ptica, representa a un hombre que, al mismo tiempo que baja unas escaleras, se cruza con otros hombres que la suben. Mientras gran parte del p煤blico del museo se manten铆a perplejo ante los dibujos de Escher, el cient铆fico vio representado en ellos un famoso regalo que G枚del, l贸gico y matem谩tico austro-h煤ngaro, hizo a Einstein el d铆a de su cumplea帽os: una soluci贸n a su teor铆a de la relatividad que explica sus 鈥渉ilarantes鈥 consecuencias, la posibilidad de viajar al pasado y al futuro.

Con la an茅cdota como base, bien podr铆amos preguntarnos si existe alguna relaci贸n entre ciencia y arte, y si la intuici贸n despertada en el cient铆fico a partir de las ilustraciones de Escher ha sido fruto o no de la casualidad. 驴Puede la ciencia ser compatible con el arte sin dejar de ser ciencia o esta amistad est谩 condenada al fracaso?

El arte trascendiendo el l铆mite de lo real posible. Salvador Dal铆 por Halsman, Philippe. / Wikipedia

El arte trascendiendo el l铆mite de lo real posible. Salvador Dal铆 por Halsman, Philippe. / Wikipedia

Tradicionalmente el arte se ha comprendido como una disciplina que intenta descubrir ciertos par谩metros que nos permitan determinar qu茅 es (o qu茅 no es) la belleza. De esta b煤squeda habr铆an surgido diferentes estilos, cada uno con su propio criterio para evaluar lo bello. Mientras, la ciencia se ha entendido como un 谩mbito que encarna valores antit茅ticos a los art铆sticos, ocupada m谩s bien en la acumulaci贸n progresiva de conocimientos verdaderos. Dada la dificultad del arte para establecer unos criterios objetivos generales, su conocimiento quedar铆a asociado al terreno de lo subjetivo y lo particular, mientras que la ciencia se reservar铆a la exclusividad de lo objetivo.

Esta objetividad que se atribuye a la ciencia frente a otros tipos de conocimientos, como el moral o el est茅tico, no es casual. La ciencia se ha caracterizado siempre por ser un tipo de saber que puede ser comprobado. Podemos, por ejemplo, comprobar si los enunciados que describen la ley de gravitaci贸n universal se corresponden o no con la realidad, pero no podemos utilizar ese mismo criterio de correspondencia con lo real en el arte, pues la creaci贸n art铆stica trasciende los l铆mites de lo real posible.

La ciencia est谩 sujeta a constante revisi贸n bajo un m茅todo (que, a su vez, es tambi茅n objeto de revisi贸n). Sucede que en ciencia contamos con la posibilidad de exponer y comprobar si algo es o no cient铆fico, mientras que en arte se abre un abanico con innumerables posiciones para justificar el valor art铆stico de algo.

驴Es esa la gran l铆nea que marca las diferencias entre ciencia y arte? 驴Es la ciencia una actividad que dedica sus esfuerzos a revelar lo racional y lo real mientras que el arte se reserva el 谩mbito de la emoci贸n y de la belleza sin poder establecer nunca un par谩metro objetivo que gu铆e su camino?

En la misma conferencia antes citada, Jorge Wagensberg establec铆a la divisi贸n entre arte y ciencia en que la primera era capaz de intuir, de establecer un roce entre lo que no se comprende y lo que est谩 por comprenderse. As铆, el arte es capaz de intuir sin comprender, mientras que la ciencia puede comprender sin intuir. La f铆sica cu谩ntica, ejemplifica Wagensberg, es un hecho cient铆fico que carece de cualquier tipo de intuici贸n emp铆rica pero, incluso con ello, se trata de una de las ramas de la f铆sica que cuenta con m谩s amplia evidencia emp铆rica y la ciencia ha sido capaz de descubrir y enunciar sus leyes.

Para Wagensberg, la comprensi贸n e intuici贸n es lo que permitir铆a la complementariedad de ambas ramas. Mientras los cient铆ficos aprovechan las intuiciones que los artistas no logran comprender para descubrir y progresar, los artistas, a trav茅s de intuiciones, se aventuran en terrenos a煤n incomprendidos por los cient铆ficos.

驴Nos ha ense帽ado algo El Principito? / Flickr

驴Nos ha ense帽ado algo El Principito? / Flickr

Sin embargo esto no cuestiona el monopolio de la verdad que muchos atribuyen a la ciencia, m谩s bien, parece consolidarlo. 驴Es la ciencia el 煤nico modo de conocer la realidad? Seguramente coincidamos en que la ciencia cuenta con una ventaja fundamental ya mencionada frente a otros tipos de conocimientos: con ella se puede establecer leyes que se cumplen rigurosamente bajo determinadas condiciones. Ni el arte, ni la moral (los otros dos tipos de conocimientos que considero) cuentan con esa ventaja.

Ocurre que el tipo de conocimiento moral o est茅tico que pueden trasmitir las obras de arte es complejo de comunicar. Sabemos que se ha despertado en nosotros algo en la contemplaci贸n de la obra pero dif铆cilmente podremos explicar con detalle c贸mo ha sucedido.

En este sentido Martha Nussbaum, galardonada con el premio Pr铆ncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2012, afirma que el arte (concretamente la literatura) tiene una capacidad exclusiva de revelar algunas verdades de tipo moral. Milan Kundera, sin alejarse de la postura de Nussbaum, sostiene que la literatura nos permite 鈥榚nsayar la vida鈥. Dado que no podemos volver al pasado para corregir nuestros actos, la literatura abre la posibilidad de ponernos ante un hipot茅tico 鈥榗omo si鈥. La literatura permitir铆a explorar lo que podr铆a haber sucedido en otras circunstancias de haber tomado otras decisiones. En esa proyecci贸n de la vida aprehender铆amos un modo de ser y actuar que un conocimiento cient铆fico raramente podr铆a explicar.

Estudio de embriones por Leonardo Da Vinci. 驴Era Leonardo un artista o un cient铆fco? / Wikipedia

Estudio de embriones por Leonardo Da Vinci. 驴Era Leonardo un artista o un cient铆fco? / Wikipedia

Parece ser que el arte s铆 trasmite un tipo de conocimiento pero, aunque podamos aprender algo del arte, no parece haber verdades art铆sticas distintas, que s贸lo el arte pueda proporcionar. Por el contrario, en ciencia s铆 existe esa especificidad. Hay verdades que s贸lo ella puede revelar.

Compleja situaci贸n pues, en cuanto marcamos un posible l铆mite entre ciencia y arte, la historia nos recuerda que grandes cient铆ficos como Cop茅rnico, Galileo, Poincar茅 o Einstein han hablado claramente respecto a la est茅tica en su disciplina. Algunos incluso afirmando que la belleza es la principal motivaci贸n para hacer ciencia.

La ciencia y el arte se han conformado en la historia como dos pilares fundamentales de la cultura humana. Los Estados se esfuerzan en construir Museos y Centros de Investigaci贸n, en fomentar la cultura y las ciencias. No parece ser casual. Como hemos visto, parece que en ellas se sintetizan dos poderosas formas de comprender la complejidad de lo real.

Ignacio D铆ez Arauz

Estudiante en pr谩cticas del Grado en Filosof铆a

Subscr铆bete y recibe las novedades del Museo